D. Ladislao Tejedor Romero
El hombre no nació preparado para volar, bien lo sabemos, pero siempre ha anhelado poder emular a las aves y conquistar eso que llamamos “cielo”. Lo logró gracias a su inteligencia tras innumerables intentos, creando máquinas que suplían lo que la naturaleza quiso negarle y, de esta manera, el hombre ha logrado hitos increíbles en esa porción de planeta que llamamos “aire”, en ocasiones para mejorar la humanidad, en ocasiones para destruírla. Pero, en todos los casos, permanecía ese algo que lleva al hombre a intentar superar esa barrera llamada gravedad: pasión por volar.
El hombre no nació para volar, y la pasión por surcar los aires, por comprender, manejar y dominar los diversos artilugios que hemos creado para hacerlo, el que se ponga la piel de gallina al escuchar el sonido de un reactor rompiendo la barrera del sonido, que se te ponga cara de bobo cuando puedes ver de cerca un Spitfire que luchó en la IIWW, hacer tres mil fotos en una mañana al lado de la pista de Barajas…, nada de eso logra que el hombre se libre de la gravedad.
El hombre no nació para volar, y ese “no” se cobra un precio, en ocasiones demasiado caro, como pasó este pasado domingo en Cuatro Vientos, cuando al final de su exhibición aérea, manejando el Saeta, D. Ladislao se encontrara con esa cadena llamada “gravedad” y perdiera la vida haciendo algo que sabía, dominaba, gustaba y apasionaba: volar.
Ahora no es tiempo de comprender, razonar o justificar algo, pues la muerte es siempre algo incompresible y doloroso que algunos sienten iluminado por la fe, otros por la esperanza, otros por la vida, el recuerdo, la amistad, el cariño…, pero, en todos los casos, duele…, y mucho.
Desde este blog de la Asociación de Amigos del Museo del Aire no podemos menos que sentir, y mucho, la pérdida de esta excelente persona y piloto, acompañar en el dolor y abrazar a la FIO y, muy especialmente, a su familia en estos duros momentos.
Nos hemos permitido copiar la información que aparece en la página de la FIO, así como en la del Ejército del Aire, para acercaros más tanto el luctuoso ocurrido como la figura del piloto.
DESCANSE EN PAZ

La FIO Informa

Durante la demostración mensual de la Fundación Infante de Orleans, el avión HA-200 SAETA, pilotado por D. Ladislao Tejedor Romero sufrió un accidente, cuando ya había finalizado su exhibición por causas aun desconocidas, que la Comisión de Investigación de Accidentes tratará de averiguar.
Inmediatamente se activaron todos los protocolos de seguridad establecidos.
El piloto fue trasladado al Hospital de Getafe donde falleció unas horas después.
D. Ladislao Tejedor Romero era comandante de Ejercito del Aire, fue piloto demostrador de F-18 en el Ala 12 y en la actualidad ayudante del Ministro de Defensa. Todos los miembros de la FIO estamos profundamente consternados y compartimos el dolor de su familia.
Cuatro Vientos, 05 de mayo de 2013
Publicado el: Sun 05 May 2013
Publicado el: Sun 05 May 2013
Ladislao Tejedor Romero, Piloto de la FIO
                   

Era voluntario de la FIO desde hace 18 años. Ingresó en la Academia General del Aire compatibilizando sus estudios de la carrera militar con su pasión por la Aviación Histórica.
En su carrera profesional consiguió calificación para piloto de caza y fue piloto demostrador del F-18 en el Ala 12 e instructor de vuelo en la Escuela de Caza y Ataque de Talavera la Real. Voló misiones de combate real cuando la política de defensa española requirió a los mejores.
Debido a su altísimo nivel profesional era en la actualidad ayudante del Ministro de Defensa.
Durante su largo período como voluntario de la FIO voló varios aviones de la colección, siendo en la actualidad uno de los tres pilotos asignados al HA-200 Saeta. Su elevado perfil profesional, su modestia y su entrega a la FIO le convirtieron en un modelo para todos los que integramos esta organización.

06/05/2013

Fallecimiento del comandante Ladislao Tejedor Romero

El día 5 de mayo, el comandante Ladislao Tejedor Romero ha fallecido en Madrid, a causa de las heridas producidas en el accidente aéreo que tuvo lugar durante la exhibición de la Fundación Infante de Orleans (FIO) realizada ese mismo día en el Aeródromo de Cuatro Vientos.
Piloto de caza y ataque con más de dos mil horas de vuelo, nació en Madrid en 1978 y desarrolló casi toda su carrera militar en el Ala 12, destino que alternó con el de instructor en el Ala 23. En el año 2012, tras pasar por el Cuartel General del Mando Aéreo de Combate (MACOM), fue destinado al Gabinete Técnico del Ministro de Defensa, donde actualmente desempeñaba sus funciones.
El comandante Tejedor había participado en las misiones de ISAF en Afganistán y de Unified Protector en Libia. Estaba casado y tenía una hija de corta edad.
Desde estas páginas queremos transmitir nuestro más sentido pésame a su viuda Maria José, familiares, amigos y compañeros del comandante Tejedor.

One thought on “IN MEMORIAM

  1. Todavia a dia de hoy le tengo en mente , tuve el honor de compartir con él esta profunda admiración por la aviación.Estos dias oyendo el rugir de los F-18 me vienen a la mente multitud de recuerdos de cuando le conoci estando todavia estudiando el segundo curso en la AGA.Gracias a él tuve la gran suerte de poder subir a su oficina varias veces F-18 ,F-5….explicandotelo todo con gran detalle.Decidiste dedicarte a esta profesion desde niño, tu lo lograstes otros nos quedamos en el camino anhelando esas alas ,hemos perdido a una gran persona pero estoy seguro que hoy,…. hay una estrella nueva en el firmanto brillando.Estes donde estes un saludo

Deja un comentario