Conjunto de frenos. A la izda. sueltos y a la dcha. frenados.

Los aviones llevan frenos en las ruedas del tren de aterrizaje principal. Estos frenos son de discos múltiples de acero, aunque en los aviones del siglo XXI ya se utilizan discos de carbono.
La actuación de los frenos se hace por medio de sistemas hidráulicos, normalmente un sistema es el principal y, en caso de fallo de éste, otro de reserva lo reemplaza automáticamente. Un acumulador hidráulico sirve como sistema de emergencia en caso de la pérdida de los sistemas hidráulicos. En los nuevos aviones, B-787, se utilizan sistemas eléctricos para la actuación de los frenos.
Los frenos se actúan pisando la parte superior de los pedales del timón de dirección. El pedal izquierdo frena las ruedas de la izquierda y el derecho las ruedas de la derecha. El freno de aparcamiento se consigue frenando las ruedas y cortando el retorno del hidráulico, una luz avisa de que el freno de aparcamiento está puesto.
Al retraer el tren de aterrizaje después del despegue, una válvula restrictora en la línea de retracción del tren frena las ruedas del tren principal para que no entren girando en su alojamiento. Como la rueda de morro no tiene frenos, se paran rozando con unas cintas antideslizantes.
Los frenos están controlados por un sistema antiskid (antideslizante) similar al sistema ABS de los automóviles, pero más completo. El antiskid protege contra el deslizamiento de las ruedas comparando el régimen de deceleración de cada una de ellas con el régimen de deceleración del avión y alivia la frenada en caso de posibilidad de deslizamiento. Otra protección del antiskid es la de rueda blocada que, cuando una rueda frena más que las demás, alivia la presión de frenos de esa rueda para que todas lleven una misma velocidad. También evita que se pueda aterrizar con los frenos pisados ya que el avión no frena hasta que todas las ruedas alcancen una velocidad determinada en el aterrizaje. En todo caso cuando el avión llega a una velocidad reducida el sistema se desactiva para permitir detener totalmente el avión. Una luz avisa si el sistema de antiskid está inoperativo.
Los aviones llevan un sistema de frenos automáticos que están diseñados para frenar el avión y mantener una deceleración constante durante la carrera de aterrizaje o durante un despegue abortado.
En selector permite al piloto elegir el modo en que desea que actúe el sistema.
La posición RTO (Rejected Take Off) se utiliza en el despegue del avión y actúa con la máxima presión del sistema si:
-La velocidad del avión es superior a una determinada, normalmente 85 nudos.
-Todos los mandos de empuje están a ralentí.
-El antiskid funciona normalmente.
-No se pisen los pedales de frenos.
Para el aterrizaje existen varias opciones dependiendo del avión. En el caso del representado aquí se pueden elegir cuatro posiciones dependiendo del nivel de deceleración que se desee. Las posiciones 1, 2 y 3 limitan la presión que se aplica a los frenos. En la posición MAX, que se utiliza solamente en el caso de que la pista esté resbaladiza, se consigue la misma deceleración que en el RTO y utiliza la también la máxima presión del sistema. El sistema opera cuando el avión está en tierra y la velocidad de las ruedas sea superior a una velocidad de unos 80 nudos dependiendo del tipo de avión.
El selector se desconecta automáticamente cuando:
-Se aplican más de 20 kg de presión los pedales de frenos.
-El avión está en tierra y los mandos de empuje en posición de despegue.
-Falla el sistema antiskid.
-Se pierde la energía eléctrica.
El sistema de frenado automático solamente funciona con el sistema normal de frenos.
Para comprobar la temperatura que alcanzan los frenos después de una frenada cada rueda lleva un detector y, en cabina unos indicadores de esa temperatura.
Indicadores de la temperatura de frenos del A-340.

En el A-340, si la temperatura de los frenos alcanza los 300 grados Celsius, se enciende en ámbar la indicación de la temperatura de los frenos de la rueda sobrecalentada.
En cualquier avión, si uno o varios conjuntos de frenos están sobrecalentados hay que demorar el despegue hasta que descienda la temperatura para evitar un posible reventón al adquirirvelocidad la rueda o un incendio de la misma.

Autor: Santiago Fernández Ramón

4 thoughts on “LOS FRENOS DE RUEDA EN EL AVIÓN

  1. Un amigo y su hijo viajaban ayer y el avión debió regresar porque “los frenos a 600°” palabras textuales. Según el artículo corrieron bastante peligro. Cómo pudieron descender igual?

    1. Te paso la respuesta de Santiago, el autor del artículo:
      No nos dice cual es el tipo de avión y cada avión tiene sus límites. En el caso del A-340, si la temperatura de frenos alcanza los 600 º, hay que parar el avión sin poner los frenos de aparcamiento, como medida de precaución para prevenir el peligro de incendio en los neumáticos. No se menciona para nada la evacuación del avión, lo que significa que no estuvieron expuestos a peligro alguno. Solamente hay que esperar a enfriar los frenos.

Deja un comentario